Patagonia, 23 de Octubre de 2020
Inicio > Patagonia hoy > Los vinos de las zonas frías

Los vinos de las zonas frías

En esta nota de Jorge Impellizzeri podrá enterarse de cuáles son las mejores zonas de la Patagonia para la producción de vinos y las cualidades particulares de éstos debidas a su peculiar clima. Además, al ir reconociendo los nombres de las variedades que mejor se cultivan, su paladar se irá preparando para una (o varias) jornadas de degustación en su próximo viaje a estas tierras.

Viñedo en Añelo
Conocidos como vinos de las zonas frías, los vinos producidos en los valles patagónicos gozan de calidad y prestigio en la Argentina y en muchos casos se exportan a los mercados más exigentes.

La producción vinícola de la región está centrada en los valles del Río Negro y el Río Colorado. El clima, con sus inviernos húmedos y fríos y sus veranos cálidos y secos, la marcada amplitud térmica y una notable luminosidad proporcionan condiciones ideales para obtener vinos de alta acidez y por lo tanto de gran frescura. La duración del período libre de heladas favorece el cultivo de especies varietales de ciclo vegetativo corto.

El Alto Valle del Río Negro concentra el 80 % de la superficie vitícola Chacra en la zona vitivinícola de Neuquén.regional. Se trata de un valle que incluye el departamento neuquino de Confluencia y el rionegrino de General Roca. Las cepas que mejor se adaptan a las condiciones naturales son las blancas Torrontés Riojano, Pedro Giménez, Semillón, Torrontés Sanjuanino, Sauvignon, Torrontés Mendocino y Chenin y las tintas Malbec, Merlot, Syrah, Pinot Noir, Cabernet Sauvignon y Bonarda. Es importante la producción de espumantes. Son muchas las bodegas que consiguen vinos de exportación, y los mercados norteamericano y europeo son los que más los reclaman.

También los Valles Medio e Inferior del Río Negro han resultado zonas aptas para el cultivo. Las condiciones climáticas se modifican especialmente por el aumento de la pluviosidad hacia el este. Las especies que mejor se adaptan son Malbec, Merlot, Tempranilla, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, entre las tintas y Torrontés Riojano, Torrontés Sanjuanino, Semillón y Pedro Giménez entre las blancas.

Otras regiones de importancia vitivinícola en la región patagónica están situadas en los valles Alto y Medio del Río Colorado. El primero Plaza en San Patricio del Chañar.comprende aproximadamente 125 ha. y sus variedades predominantes son Malbec, Merlot, Semillón, Pinot Joubertin y Torrontés Mendocino (conocido localmente como Loca Blanca). El Valle Medio, ubicado a la altura del departamento rionegrino de Pichi Mahuida, produce Semillón, Torrontés Mendocino, Bonarda, Malbec y otras, las que se destinan a vinificación. Resulta destacable la presencia de dos variedades exclusivas de esta zona, la Pedro Giménez Río Colorado y la Sauvignon Río Colorado, con buenos rendimientos y excelente calidad.

A partir de la sanción de la ley de Denominación de Origen Controlada, la zona del Alto Valle está en proceso de convertirse en la tercera región argentina, luego de Luján de Cuyo y San Rafael (Mendoza) en Bodega del Fin del Mundo.acceder a esa catalogación. En el Centro de Estudios Enológicos del INTA se ha estudiado la cualidad enológica de diferentes cepajes en las distintas áreas como base para futuras denominaciones de origen. La DOC es un atributo que sólo pueden obtener aquellos vinos de calidad superior producidos en condiciones especiales, a partir de cepajes de alta calidad, según normas y especificaciones privativos de determinadas regiones geográficas. El Alto Valle reúne las cualidades naturales y de producción como para merecer ese logro.

Jorge Impellizzeri

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Viajes a Patagonia