Patagonia, 8 de Julio de 2020
Inicio > Cuyo > Mendoza > Caminos del vino

Caminos del vino

El Camino del Vino es una de las joyas mendocinas, muestra de su riqueza y de la capacidad de trabajo de su gente. Es imposible visitar la ciudad sin hacer un recorrido por la zona de bodegas y fincas que la circundan.

Caminos del vino - Bodega Salentein - Mendoza

La mayoría de los establecimientos están abiertos al público para realizar visitas y, con algún costo extra, acceder a una degustación. Asomarse al complejo y atrapante mundo de la elaboración de vinos finos es una aventura no sólo para entendidos.

Caminos del VinoEn rigor de verdad, no hay una sola Ruta del Vino sino tantas como bodegas se desee visitar. Dada la gran extensión de terreno dedicado al cultivo de vides, se ha dividido la zona en cuatro grandes oasis vitícolas: El Oasis Centro-Oeste, donde se encuentran las bodegas más cercanas a la ciudad, el Oasis Este, en la zona del río Tunuyán, el Oasis Sur, en los departamentos de San Rafael y General Alvear y el Oasis del Valle de Uco, también en la cuenca del río Tunuyán, pero a más altura, con el volcán Tupungato como fondo.

En cada uno de estos oasis se han desarrollado diversos Caminos del Vino, cada uno de los cuales implica una salida de aproximadamente medio día, desde la ciudad de Mendoza. En los oasis sur y del Valle de Uco hay que contar con todo un dia para recorrerlos, dada la distancia.

Viñedos FlichmanLa mayoría de los establecimientos del Oasis Centro-Oeste se encuentran en un radio de 30 km. de la capital. Varias son las rutas del vino que se han desarrollado en este entorno y muchos los establecimientos que se pueden visitar en cada una de ellas. En la zona del Departamento de Maipú, hay dos grandes áreas, una más alejada del río Mendoza y otra sobre las barrancas. En la primera se encuentran las bodegas López, La Rural, Trapiche y Viña El Cerno,esta última una pequeña pero encantadora bodega artesanal que brinda una clase de degustación impartida por sus propios dueños. En la parte de las barrancas, con suelo más pedregoso, encontramos la Finca Flichman y la bodega Cruz de Piedra. Muy cerca se encuentra la Capilla de Nuestra Señora del Rosario, una de las iglesias más antiguas de Mendoza. Yendo hacia Luján de Cuyo encontramos las Bodegas Etchart, pertenecientes a una familia francesa, lo mismo que las Chandon, tradicionales elaboradores de espumantes. Menos conocida y más nueva es Dolium, la primera bodega boutique, totalmente subterránea. En la parte más alta de este mismo departamento están lasbodegas Norton y Cabrini, esta última tradicional productora de vino de misa, y uno de los proveedores del Vaticano en este rubro.

DegustacionesDentro de este mismo gran oasis, en lazona de Chacras de Coria, se pueden visitar las bodegas Lagarde, Catena, perteneciente a una tradicional familia italiana y Viña Amalia, pequeño establecimiento artesanal. Finalmente, en la zona de Vistalba, un hermoso valle con la vista del Cordón del Plata, se encuentran las bodegas de Nieto Senetiner, y las nuevas Domaine Vistalba y Pequeña Bodega.

El Oasis Este, sobre el río Tunuyán, es el que concentra la mayor producción pero el que menos ha desarrollado las rutas del vino, como paseos para visitantes. Prácticamente el único establecimiento que se puede visitar es Bodega La Agrícola.

ViñedosPara conocer el Oasis Sur, al pie de la cordillera, en los departamentos de San Rafael y General Alvear, sobre los ríos Atuel y Diamante, se necesita disponer de al menos un día completo. Tradicionalmente, en esta zona se producen vinos blancos. Los principales establecimientos son: Bodega Valentín Bianchi, Bodegas Balbi, Bodega Suter y la moderna Bodega Jean Rivier.

El último de los oasis es el más nuevo de los emprendimientos. Se trata de la región de Valle de Uco, en los departamentos de Tupungato, Tunuyán y San Carlos, con el Volcán Tupungato como fondo. Es un valle de altura, que se desarrolla entre los 900 y los 1500 metros, con producción de varietales de excelencia. Aquí se encuentran las bodegas Salentein, Lurton, Estancia Ancón y Finca La Celia. Para recorrerlas también se requiere de un día completo.