Patagonia, 18 de Octubre de 2020
Inicio > Nordeste > Iguazú > La Selva Subtropical

La Selva Subtropical

Aunque la “perla” de Iguazú son las Cataratas, hay muchas y muy diversas áreas dentro del Parque Nacional. Una de ellas es la eco-región de la selva paranaense o misionera, el ámbito de mayor diversidad biológica de la Argentina.

La selva misionera rodea a las Cataratas del Iguazú

Esta selva ocupaba en su origen el sur de Brasil, el este de Paraguay y el nordeste de la Argentina. Hoy, entre otras cosas por la explotación irracional que se hizo a lo largo de siglos, se encuentra reducida a un 6% de su superficie original.

Para crear este ecosistema muchos son los factores que han intervenido: el clima subtropical, las lluvias abundantes, el tipo de suelo. El resultado es un conjunto extremadamente complejo y armónico, donde cada ser vivo, desde los árboles gigantes hasta el insecto más pequeño, cumple una función esencial para que todo funcione.

La selva es un moderador del clima, reduce el calor extremo, mantiene lejos al frío y preserva la humedad del ambiente, lo que crea un medio favorable para el desarrollo de una gran variedad de especies vegetales, unas 2000, que crecen en múltiples formas.

Al mismo tiempo, dada la gran cantidad y variedad de alimentos y refugios que ofrece, la fauna es también rica y exuberante. Se han registrado 448 especies de aves, 80 de mamíferos y un número mayor de peces, batracios y reptiles, a lo que hay que agregar una gran cantidad de lepidópteros (mariposas y polillas).

Viajes a Patagonia